H.C. Andersen, el genio sencillo

27 abril, 2020

El danés Hans Christian Andersen es uno de los más grandes escritores de la literatura infantil universal. Nació en 1805 en  Odense, una ciudad muy antigua de Dinamarca que está en una isla que se llama Fionia. Su padre era zapatero y su madre, lavandera. Eran una familia  muy pobre y Hans apenas pudo estudiar, pero su padre -soñador y librepensador- le contaba muchas historias fantásticas que estimulaban su imaginación y le enseñó a construir su propio teatro de títeres.

Cuando tenía 11 años, el padre de Andersen murió, y a los 14 decidió probar suerte y se fue a la capital de Dinamarca, Copenhague, con la intención de ser cantante, actor o bailarín. No le fue muy bien en esa aventura, pero se hizo amigo de Jonas Collin, director del Teatro Real, el teatro más importante de Dinamarca. Collin lo protegió, le consiguió una beca y le pagó para que pudiera estudiar.

Andersen escribió obras de teatro, novelas, poemas, libros de viaje y su autobiografía, pero su legado más importante son sus cuentos de hadas. Entre 1835 y 1872 escribió 168 cuentos protagonizados por personajes de la vida diaria, héroes míticos, animales y objetos animados. Parte de ellos son cuentos populares que el autor había oído contar en su infancia en Odense, otros están tomados de leyendas o fuentes literarias, pero la gran mayoría son historias inventadas por él.

Andersen no reelaboraba cuentos tradicionales, como el francés Charles Perrault en el siglo XVII, ni los recopilaba o transcribía, como los hermanos Grimm, él los sacaba de su imaginación. Y algo que él hizo diferente, por primera vez, fue usar un lenguaje cotidiano y dar espacio a la expresión de ideas y sentimientos que hasta ese momento se pensaba que un niño no podía comprender.

Viajó por varios países y cuando estuvo en Reino Unido se hizo amigo de Charles Dickens. Las novelas de Dickens eran muy realistas, influyeron mucho a Andersen y le ayudaron a encontrar el equilibrio entre realidad y fantasía que caracteriza su estilo. Y es por lo bien que escribía, y la forma tan sencilla de hacerlo, que sus cuentos se hicieron muy populares rápidamente y que lo convirtieron en uno de los grandes genios de la literatura universal. En sus cuentos, que han sido traducidos a 80 idiomas diferentes, la fantasía forma parte natural de la realidad y las  peripecias del mundo se reflejan en historias que tratan de los sentimientos y el espíritu humano.

Desde 1967, en todo el mundo se celebra el Día Internacional del Libro Infantil el 2 de abril porque en esa fecha nació Hans Christian Andersen, el creador de cuentos universales como El Patito Feo, El Soldadito de Plomo, la Sirenita o  La Reina de las Nieves.

OBRAS DEL AUTOR DISPONIBLES EN NUESTRA BIBLIOTECA:

  • Cuentos completos IV
  • Cuentos humorísticos y sentimentales
  • Cuentos, una selección
  • El libro de los cuentos de Andersen
  • Los mejores cuentos de Andersen
  • El encendedor de Yesca y otros cuentos
  • El firme soldado de plomo
  • El soldadito de plomo
  • El valiente soldadito de plomo
  • Juan el patán
  • Juan el tonto
  • La reina de las nieves
  • La vendedora de cerillas
  • Los cuentos de Ole Luk Oje
  • Pulgarcita
  • The complete fairytales

Biblioteca Libroalegre Cerro Alegre

San Enrique 339-A, Cerro Alegre
Horario
Martes a Viernes de 10.00 a 12.00 y de 15.30 a 18.30 horas
Sábados de 16.00 a 19.00
Domingo, Lunes y Feriados: Cerrado


Biblioteca Libroalegre Montedónico

Pezoa Véliz con Vargas Stoller, al interior del CESFAM Puertas Negras.
Horario
Miércoles , Jueves y Viernes de 15.00 a 17.30 horas